Se encuentra usted aquí

Las revelaciones de la “Estela del Buitre”

Martes 23 de Mayo, 2017
En el templo más antiguo de la historia de la humanidad podrían haber hallado indicios del cataclismo que hundiría la Atlántida o acabaría con los gigantes.
Gobleki Tepe

Göbekli Tepe es un templo único, entre otras cosas porque es más antiguo que las primeras civilizaciones estructuradas. Mucho más. Los arqueólogos suponen que fue levantado en el 11.500 a.C. y que, de manera inexplicable, fue enterrado entorno al 8.000 a.C. Estamos pues ante el templo conocido más antiguo de la historia de la humanidad.

El yacimiento se encuentra en la región sudeste de Turquía, muy cerca de la ciudad de Sanliurfa, en la frontera con Siria, y hasta hace muy pocas décadas se pensaba que bajo aquel promontorio de tierra desértica, de haber algo, sería de origen bizantino, por lo que no había excesiva prisa en desenterrarlo.

La sorpresa llegó en 1994 cuando el área fue arrendada por los miembros del Instituto Alemán de Arqueología, que pronto se dieron a las labores de desescombro. Fue entonces cuando aparecieron una serie de formaciones megalíticas circulares, de entre diez y treinta metros de diámetro, en cuyo interior, tras milenios de oscuridad, surgían unas singulares estructuras con forma de «T» en las que el hombre del pasado representó animales, así  como una variada y desconocida simbología que pronto se identificó como parte de la ornamentación religiosa del lugar.

Y junto a éstos, buitres, en la creencia de que el artista que los creó pretendía hacer una alegoría del ascenso del alma del difunto a los cielos, mientras el cuerpo era despedazado en este valle infestado de demonios.

El alemán Klaus Schmidt, director de excavaciones, considera que Göbekli Tepe pudo ser un lugar de veneración y culto a los difuntos. Sin embargo, todavía no han sido hallados restos humanos que validen dicha tesis.

Sea como fuere, los últimos estudios han hecho que tengamos que replantearnos su función y ampliar la historia que nos cuenta el lugar más allá de las fronteras turcas. Porque la conocida como «Estela del Buitre» hablaría de un colapso que se produjo en el instante en el que la primera piedra fue colocada, hace más de trece milenios; el impacto de un cometa que provocó una mini edad de hielo, en el tiempo en el que, por ejemplo, Platón ubica el hundimiento de la Atlántida y decenas de pueblos del pasado hablan de diluvios o de grandes inundaciones.

Sí, ese tiempo en el que el mito nos lleva a una Tierra habitada por gigantes que sucumbirán a dicho evento. Pero, ¿hay argumentos para defender esta tesis? Sí, en páginas interiores.

Editorial del número 323, de junio de 2017. 

Otros artículos de:

Comentarios

Apenas vislumbramos lo que fue sin dudas, nuestro pasado mas remoto...ahora las noticias hablan de ciudades enteras enterradas por poderosas tormentas de arena, que en algunos casos, felizmente ahora aparecen en lugares remotos, en donde siempre se sospecho de la existencia de esos sitIos FABULOSOS..Regiones mas al oriente.bajo desiertos en unos casos, en grutas en cordilleras... nepal himalayas....grandioso gracias por las publicaciones....

Añadir nuevo comentario