Se encuentra usted aquí

Un nuevo hallazgo podría cambiar todo lo que sabemos de Machu Picchu

Jueves 07 de Julio, 2016
El descubrimiento realizado en las proximidades de la ciudadela inca de Machu Picchu podría ofrecer nuevas pistas sobre su verdadero origen.
La ciudadela de Machu pichu

Dos nuevas pinturas rupestres han sido descubiertas en las proximidades de la antigua ciudadela inca de Machu Picchu por miembros de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco y Gori Tumi Echevarría, de la Asociación Peruana de Arte Rupestre, según informa la agencia Efe.

Las pinturas, dibujadas sobre una roca, representan a un hombre y a un camélido en color negro. Están situados a unos quince minutos de camino de la mítica ciudadela de Machu Picchu.

Fernando Astete, director del parque arqueológico nacional de Machu Picchu, explicó que esos dibujos no estaban en los registros de pinturas realizados desde que el estadounidense Hiram Bingham ubicó algunas de ellas durante la expedición de 1911 que le permitió revelar la existencia de Machu Picchu al mundo.

Las dos pinturas rupestres podrían ser anteriores a la época incaica aunque la suposición deberá ser corroborada por los estudios que aún deben realizarse. Las pinturas coinciden con otras ya conocidas en las cercanías de Machu Picchu y que, también, representan hombres, alpacas y grafías, pintadas a colores ocres y negros en concavidades talladas previamente en la roca a partir de golpearla con otra piedra.

Para José Bastante, responsable del programa de investigaciones del santuario, esto podría demostrar que este enclave mágico tenía un significado especial para civilizaciones anteriores a los incas. 

Astete hizo referencia, también, a una zona bastante especial, denominada la Roca del Sol, situada al a noreste de la llaqta inca y en ella se hallaron varios vestigios de trazos que realizaron antiguos pobladores del lugar, según el especialista se habrían tratado de incas.

El diario El Comercio ha publicado las imágenes que muestran la singular formación pétrea que guarda una grabación en la roca viva donde se puede apreciar un círculo a modo de un sol radiante, que le da el nombre de Roca del Sol.
 
La roca se halla dentro de la ciudadela de Machu Picchu y las autoridades han acordonado la zona con el fin de que los visitantes no tengan acceso por el momento y los especialistas puedan tomar las muestras y evaluar de qué se tratan las grafías encontradas.
 
Esta manifestación de los antiguos pobladores de esta zona tan especial se hacía a través del uso de ocre combinado con algún tipo de aceite podía ser animal o vegetal, a fin de formar una masa rudimentaria que pueda servir para hacer los dibujos y que a la vez permanecer en el tiempo.

Además de la Roca del Sol en Machu Picchu también se halla la Roca de Las Serpientes, que tiene pintura rupestre e inclusive toqos (pequeños agujeros) en forma de serpientes y otros ofidios. 

 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario