Se encuentra usted aquí

El secreto de las pirámides chinas

Viernes 31 de Marzo, 2017
El doctor Sam Osmanagich –descubridor de las pirámides bosnias de Visoko– viajó a la región china de Shaanxi para investigar unas enigmáticas construcciones piramidales sobre las que se cierne un manto de secretismo.

Entre los cientos de estructuras piramidales que se encuentran en América, Europa y Asia, las más misteriosas son, sin duda, las pirámides chinas. Gracias a breves informes dados a conocer en algunos libros editados en Europa y EE UU durante los últimos veinte años, y a las fotografías por satélite disponibles en la actualidad, se puede llegar a la conclusión de que la geometría y la orientación regular específica de dichas pirámides se repite en más de 250 de las mismas, esparcidas por toda la provincia de Shaanxi, en China central. La escasa difusión de los insuficientes estudios arqueológicos chinos, y la necesidad de informes geoarqueológicos más completos, eran razones suficientemente buenas como para realizar un viaje de diez días a China, queme llevaría a contemplar in situ estas estructuras y a entrevistarme con sus principales investigadores.

Por las informaciones que manejaba, sabía que hasta mediados de los años 70 del siglo XX sólo se realizaron investigaciones arqueológicas ocasionales y poco importantes.

A partir de entonces se iniciaron varios proyectos a gran escala, cuyos resultados y difusión estaban bajo el control completo del Gobierno. El inicio del tercer milenio trajo consigo una mayor apertura al mundo de las instituciones culturales y arqueológicas chinas, y se procedió a la construcción de destacadosmuseos arqueológicos, casi sin precedentes en el mundo.

DECENAS DE ENIGMÁTICAS EDIFICACIONES
Xi’an es la capital de la gran provincia china de Shaanxi y su población es de unos ocho millones de personas. Durante los últimos dos milenios y medio, Xi’an se convirtió en centro de varias dinastías chinas a lo largo de un período de 1062 años. Además de Xi’an, fueron también capitales Pequín, Luoyang, Kaifeng, Hangzhou y Nanjing, desde donde reinaron 13 dinastías: la Zhou (Džou), la Qin (Chin), la Han, la Sui, la Tang, la Ming y otras.

En la antigüedad, Xi’an se encontraba al inicio de la Ruta de la Seda, que iba hasta Persia y el Mediterráneo. En la Edad Media, esta ciudad de dos millones de habitantes era la más grande y mejor organizada del mundo. Situada en medio de la fértil meseta de Guanzhong, con una longitud de 360 km, Xi’an está rodeada por cuatro ríos. Pero la zona me interesaba por un motivo fundamental:posee la mayor concentración de estructuras piramidales deAsia.A40 km de Xi’an, a lo largo de la ribera del ríoWei, hay una docena de edificaciones en forma de pirámide, completamente cubiertas de tierra y vegetación.

Según la interpretación oficial de los arqueólogos chinos y la información de diversas instituciones (el Instituto de Arqueología de la provincia de Shaanxi, la Oficina de Turismo, la Oficina de Reliquias Culturales de Shaanxi y el Museo de Historia de Shaanxi), estas estructuras son las tumbas de dirigentes de distintas dinastías y dignatarios de la Han Occidental.

El quinto dirigente de la Dinastía Han fue el emperador Wudi Liu Che y, según se explica oficialmente, fue enterrado en la estructura piramidal conocida como «mausoleo de Maoling». Wudi reinó durante un período inusualmente largo: un total de 54 años desde el año 157 a. C.

Los libros de historia afirman que Han Wudi empezó a levantar su mausoleo dos años después de llegar al trono y que los trabajos de construcción duraron 53. Durante este tiempo, un tercio de la riqueza nacional se destinó a la construcción del complejo funerario, pues en la época de la Dinastía Han Occidental se vivió en un período de prosperidad económica.

Las dimensiones actuales de la principal estructura piramidal del complejo funerario son las siguientes: 46,5 m de altura con una meseta en su parte superior, cuya longitud es de 29,5 m en el lado orientado al este-oeste y 35,5 m en el norte-sur. Su volumen es de 960 m3 y ocupa una área de 54.540 m2.Se trata de una pirámide regular de cuatro lados, orientada a los cuatro puntos cardinales. Es, sin duda, la más impresionante de todo el complejo arqueológico –compuesto por once edificaciones más–. Según los especialistas chinos, en las nueve pirámides de tamaño colosal se enterraron a otros tantos emperadores. Las dos restantes, todavía demayor tamaño, no sirvieron de tumbas. Eso sí, las once pirámides se construyeron con una combinación de ladrillo y barro.

OCULTAS POR LAVEGETACIÓN
Cerca de éstas hay varias docenas de pirámides más pequeñas, que fueron las tumbas de las esposas de los emperadores, de las princesas y de algunos generales.Su construcción es considerablemente más modesta y el material utilizado es exclusivamente arcilla y barro. La geometría es idéntica: una pirámide de cuatro caras con la orientación usual y una meseta rectangular o cuadrada en lo alto. Estos mausoleos están situados a lo largo de 40 km, en la orilla norte del ríoWei.

Cerca del mausoleo-pirámide de Maoling se han encontradomiles de pequeñas piezas arqueológicas: estatuas de arcilla representando a animales, además de objetos y herramientas de uso cotidiano. Según los registros históricos de la época del emperador Wudi, hace 2.100 años unas 270.000 personas vivían en el lugar y unos 5.000 individuos se ocupaban diariamente del mausoleo. Esta estructura piramidal de cuatro lados triangulares, orientada hacia los cuatro puntos cardinales, con una plataforma en lo alto y unas escaleras que llevan al templo situado en la cima, es conocida como el «Mausoleo Maoling del emperadorWudi de la Dinastía Han Occidental».

Hoy en día está completamente cubierta de tierra y densa vegetación. No se han hecho excavaciones subterráneas de ningún tipo en la pirámide-mausoleo. Tampoco se ha encontrado la entrada. No hay túneles subterráneos que lleven a la pirámide. No se ha hallado la tumba del emperador Wudi en el interior.

Una de las estructuras más impactantes que existe es la que se conoce como la «tumba del general HuoQubing».Se trata de una pirámide regular con las cuatro caras orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Una de las fotos más difundidas en Internet es precisamente la de esta edificación, que hace veinte años se alzaba en una zona relativamente desprovista de vegetación, en la que sólo destacaban algunos árboles de hoja perenne. En la actualidad, el mismo paisaje está cubierto de frondosos bosques y, sobre todo, de arbustos.

La estructura está separada del muro de acceso al complejo y, de momento, no hay trabajos de excavación en curso. Tampoco se ha encontrado la tumba del general. La conclusión a la que llegué después de visitar el lugar es que no hay ninguna duda de que las dos sólidas estructuras poseen las características geométricas típicas de las pirámides.

Desgraciadamente, no se han podido explorar desde el punto de vista arqueológico, porque las instituciones gubernamentales no lo han autorizado todavía.En otras edificaciones piramidales construidas con materiales de inferior calidad, las excavaciones sacaron a la luz muchos objetos pertenecientes a la época del Emperador Wudi.

Hace más de 2.200 años, el emperador Qin (Chin) unió siete provincias chinas, iniciándose así la historia moderna del país más poblado del mundo.Qin introdujo unamoneda común y empezó la construcción de la Gran Muralla China y del complejo funerario al que venimos refiriéndonos a lo largo de este reportaje. Según las declaraciones de los arqueólogos chinos, el objeto central del complejo funerario es el mausoleo del emperador. El mausoleo es, en términos geométricos, una pirámide regular de caras triangulares. Tiene una meseta en lo alto y las caras están perfectamente orientadas a los cuatro puntos cardinales. Actualmente, sus dimensiones son 350 x 345 m. De acuerdo con las afirmaciones oficiales, la altura es de unos 87 m, aunque varía algo dependiendo del método utilizado en la medición. Fuentes oficiales afirman que la altura original era de 50 zhangs o 120 m, pero a mi pregunta respecto a dónde se guardan los «documentos originales» que lo prueban, no hubo respuesta.

El área del mausoleo (pirámide) es de 2,13 km. Los arqueólogos afirman que tiene tres terrazas escalonadas y, por lo que pude comprobar, toda ella está cubierta de tierra y vegetación. A lo largo de las últimas décadas se ha plantado de manera intensiva pino y granado. Según mi guía, «el pino y el granado se plantaban en la época en que el emperador Qin cubrió su mausoleo de arena y vegetación».

8.000 SOLDADOS EN LA GRAN PIRÁMIDE
En la entrevista quemantuve con el director del Instituto Arqueológico de la provincia de Shaanxi, el profesor Jiao Nan Feng, le pregunté acerca de esta teoría.Me contestó que no era fiable, que no había documentos que confirmaran que el emperador hubiera tapado su pirámide de tierra y vegetación.

Según se afirma, dentro del complejo piramidal, el mausoleo del emperador Qin se sitúa a «unos 9m de profundidad, donde fluyen ríos artificiales de mercurio », símbolo de la inmortalidad.

El eminente arqueólogo chino, el profesor Nan Feng, también me negó que fuera cierto. Los folletos informativos del museo también indicaban que la pirámide principal no había sido explorada y que la «tumba estaba intacta». El material de construcción de este edificio es la arcilla. Los arqueólogos que hicieron las perforaciones y pusieron sondas, se toparon con lo que pensaron era la capa de granito interior de las pirámides de este complejo.

La mayoría de las grandes pirámides chinas están construidas de ladrillo y granito, con lo que era lógico suponer que en este caso no iba a ser diferente. De todos modos, las discrepancias entre la explicación oficial, la información aportada por el museo y las declaraciones de los arqueólogos demuestran que quedan muchas preguntas en el aire. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que en la pirámide no se descubrió el sarcófago del emperador. Dentro del complejo arquitectónico que hay alrededor de la pirámide del emperador Qin, y que cubre un área de 56 km2 (hasta el muro exterior), se extienden una multitud de objetos arqueológicos de gran valor. El hallazgo más importante de todos es, sin duda, los 8.000 soldados de terracota enterrados, que se han convertido en una gran sensación mundial y atraen a cientos de miles de turistas. Pero lo que es extraño es que el ejército esté de frente, mirando hacia la pirámide, y no de espaldas. Si su papel fuera el de proteger la tumba del emperador, es lógico pensar que deberían estar frente a la amenaza externa, es decir, de espaldas a la pirámide.

Qianling, situada a 90 km al noroeste de Xi’an, es la colina que domina toda la meseta de Guangzhong. Su altura es de 1.470 m por encima del nivel del mar y su forma es cónica. Tiene una cara donde se ve claramente una forma triangular algo irregular. Delante de la misma destacan dos elevaciones circulares de igual altura con puestos de observación en la cima. Este complejo natural fue utilizado en la Dinastía Tang como lugar de reposo final del emperador Gao Zong y de la primera dirigente mujer de China, la emperatriz Wu Zetian.

5.000 AÑOS DE ANTIGÜEDAD
Los arqueólogos denominan a este complejo el «mausoleo de Qianling» y, según sus declaraciones, los restos de la pareja imperial se encuentran en un ataúd en el extremo norte de la colina. Éste es, supuestamente, el único mausoleo de toda la Dinastía Tang –en la que gobernaron 18 emperadores– que no ha sido expoliado.

Ciertos textos a los que he tenido acceso describen detalladamente el mausoleo: «Capas de barro cubren el acceso a la intacta tumba de la Dinastía Tang. El pasadizo tiene una longitud de 63 m y 4 de ancho, y en el mismo hay 2.500 bloques de piedra rectangulares de 1,5 m de largo. Hay un total de 42 niveles de bloques de piedra, desde la entrada en la superficie hasta la tumba. Los bloques están unidos con juntas de hierro, y el espacio entre ellos está sellado con hierro líquido. Por esta razón, la tumba nunca se ha podido abrir».

Esta detallada descripción entra en contradicción con las declaraciones oficiales respecto a que «no se ha llevado a cabo ninguna excavación en el mausoleo de Qianling por cuestiones tecnológicas. Se teme que la valiosa herencia cultural no se pueda conservar de manera adecuada. Con el avance de la ciencia y la tecnología, así como por el hecho de que la nación es cada vez más próspera y poderosa, seguro que llegará el momento en que el palacio subterráneo se podrá abrir y se mostrará como la novena maravilla del mundo».

En un área de 40 km2 alrededor del mausoleo hay 17 estructuras piramidales satélites. La forma geométrica de las mismas es regular, con cuatro lados triangulares, una meseta en la cima y la orientación de las caras hacia los cuatro puntos cardinales. El material de construcción es de ladrillos de adobe, barro y arcilla. Todas las pirámides están cubiertas de tierra y arbustos. Las pruebas realizadas en cinco de las edificaciones establecen que el material arqueológico pertenece al período del emperador Wu.

MÁS ALTAS QUE LAS DE EGIPTO
En mis libros anteriores indiqué que «el coronel Maurice Shehan, director de la TWA (la compañía aérea Trans World Airlines) en Oriente Medio, había anunciado la existencia de pirámides gigantes en la provincia china de Shen Sim, según publicó el periódico Rocky Mountain News del 31-03-1947.

En el artículo se afirmaba que la altura de algunas pirámides era dos veces mayor que las de Egipto (unos 350 m). En 1912, dos comerciantes australianos que estaban conversando con unos monjes budistas, se enteraron de que la primera mención a estas pirámides data de unos escritos de hace 5.000 años, en los cuales se decía que eran ‘muy antiguas’.

En 1994, finalmente, un investigador alemán llamado Hartwig Hausdorf obtuvo el permiso para visitar ‘la zona prohibida’, y fotografió más de 100 pirámides construidas con barro y piedra, y que generalmente tenían un pequeño templo en la cima.

En un suburbio al norte de Xi’an, cerca del río Wei, se halla el complejo piramidal-mausoleo de Han Yang Ling –perteneciente al dirigente Jindi (188-141 a. C.)–, que cuenta con uno de los museos más importantes de China. En el centro del lugar hay una pirámide actualmente cubierta de tierra y vegetación. Presenta los lados triangulares, una meseta en la cima y la típica orientación hacia los puntos cardinales este-oeste y norte-sur. Se llevaron a cabo un buen número de excavaciones arqueológicas cerca de todas las caras de la pirámide. A una profundidad de cuatro metros se hallaron muchas figuras de arcilla, objetos de uso cotidiano, pequeños guerreros de terracota, herramientas, armas, etc. Las trincheras arqueológicas están cubiertas por un grueso cristal trasparente, para que cientos de miles de turistas tengan la oportunidad de verlas en su estado original. Las investigaciones se realizaron entre 1994 a 1999, y el museo se terminó de construir en 2005. Durante mi visita a China, tuve la oportunidad de conocer al profesor Cao Fa Zhan, el arqueólogo más importante en el campo del estudio de las pirámides. Aparte de conmigo, no mantuvo contactos con ningún otro especialista extranjero, lo que me hizo sentir privilegiado.

TÚNELES SUBTERRÁNEOS
El profesor Cao Fa Zhan, el principal investigador del gran complejo piramidal Han Yang Ling, maneja abundante información relacionada con los túneles subterráneos de las pirámides, que todavía no está publicada. Como resultado de nuestra conversación, reuní las siguientes informaciones:

  • – Las pirámides satélites cercanas a la gran estructura han sido debidamente exploradas. Sus dimensiones son menores, están hechas de barro y se conservan en buen estado. Se han encontrado muchos objetos pertenecientes a la Dinastía Han Occidental y al emperador Jindi. Su geometría y orientación es correcta. La opinión general es que la forma y la orientación hacia los puntos cardinales se debe a una específica visión filosófica del mundo en China, el Feng Shui.
  • – El Gobierno todavía no otorga permisos para investigar la pirámide más grande. No obstante, los resultados de varias pruebas preliminares muestran que se construyó con materiales más sólidos: ladrillo y piedra.
  • – Existen túneles subterráneos con pasadizos laterales que llevan a la pirámide principal. Éstos están sellados con muros de ladrillo.

Este reportaje fue publicado en el nº284 de la revista AÑO/CERO 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario