Se encuentra usted aquí

La policía rusa recurre a un sacerdote para acabar con un poltergeist

Viernes 22 de Junio, 2018

Agentes de la policía rusa se vieron obligados a llamar a un exorcista para combatir un “poltergeist” en una casa, después de presenciar el movimiento extraño de objetos sin “explicación racional”.

Un poltergeist es un fenómeno por el cual se pone de manifiesto un hecho sobrenatural y aparentemente inexplicable por las leyes corrientes de la física y que es claramente perceptible y en muchos casos violento. Un ejemplo sería el de un objeto que se mueve bruscamente o que queda susprendido en el aire.

Según informó la agencia ANSA, citando al portal ruso Tomsk.ru, la policía de Siberia vio en el apartamento situado en Maraska, un pequeño pueblo, que los muebles y electrodomésticos se movían, y que hasta "un cuchillo sobresalía de la pared de la cocina".

Un armario cayó en el cuarto justo al lado de uno de los policías y en presencia de otros agentes, según cuenta el informe. "Cayeron libros de las estanterías y un bastón voló fuera de una habitación vacía", agregó.

En la casa habita una familia de tres personas y  aseguraron que vieron volar libros y platos en las 48 horas previas a la llegada de la policía. El informe del 12 de febrero señaló que "no se encontró ninguna explicación racional para estos eventos".

El secretario de distrito de la diócesis, el hieromonje Simeón Koinov, confirmó que en la casa 'problemática' trabajan personas de rango espiritual que llevaron a cabo un rito de consagración y ahora se quedarán de noche con el fin de 'apaciguar el poltergeist'.

Ante lo anómalo de la situación, se llamó a un sacerdote ortodoxo, el hieromonje Simeón Koinov, de las cercanías del pueblo. Este indicó que el fenómeno podría explicarse por los "rituales paganos y esotéricos" que se practicaban en la casa.

Un portavoz de la Iglesia Ortodoxa rusa confirmó que los sacerdotes consagraron la casa. "El llamado poltergeist se calmó un poco tras la llegada del sacerdote, pero después los fenómenos siguieron produciéndose"...

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario