Se encuentra usted aquí

LOS ORÍGENES DE LA REVELACIÓN 2012

Martes 19 de Junio, 2012
John Major Jenkins

Hace veinte años, Jenkins vivió en pueblos mayas del altiplano guatemalteco, visitando muchos templos de Mesoamérica y esforzándose por trascender lo que se sabía sobre la cosmología y sabiduría mayas. Según sus conclusiones, el alineamiento virtual de la Tierra, el Sol y el centro galáctico sería la clave para entender lo que significa el mito 2012, y el centro ceremonial de Izapa esclarece las lecciones de transformación individual y colectiva codificadas en los mitos mayas. Las sintetizamos en este extracto del libro El misterio de 2012 (Arkano Books).
Para ir a la raíz del significado de 2012 es importante entender a los mayas y su calendario. Sus antiguos registradores del tiempo visitaban los templos en las montañas y hacían un seguimiento de la sagrada secuencia de los días. También eran astrólogos, cosmólogos, filósofos y chamanes. Como chamanes interactuaban con múltiples dimensiones para adivinar los secretos escondidos, acceder a los poderes curativos y ver más allá del velo de las apariencias mundanas. Al valorar la genialidad de los antiguos mayas, debemos tener en cuenta este ámbito místico de la actividad humana, que hoy no se comprende y se descarta como primitivo o supersticioso.

Como otras sociedades de América, los mayas se dedicaban al chamanismo visionario como condición previa para la formulación de profundas cosmologías y enseñanzas metafísicas. Según ellos, el centro del tiempo y del espacio sería revelado cuando el ciclo de su gran calendario llegara a su fin, el 21 de diciembre de 2012.

Basándonos en la doctrina de las Edades del Mundo y en los auténticos documentos mayas relacionados con 2012: el mito de la creación maya (Popol Vuh), el juego de la pelota que forma parte esencial del mito de la creación, y los monumentos tallados de Izapa, el principal enclave ceremonial de la primera cultura maya que inventó el calendario 2012.

Todas las tradiciones religiosas comienzan con una revelación surgida de la fuente trascendente de toda sabiduría. Pero ésta siempre se distorsiona y diluye durante los siglos siguientes: se producen escisiones, las facciones compiten, se instala la corrupción y las intuiciones espirituales nacidas de la experiencia mística directa quedan cristalizadas en dogmas religiosos destinados a controlar el acceso a la verdad espiritual. Los juegos de poder mundanos oscurecen la esencia interna de la revelación.

No sería sorprendente que las enseñanzas espirituales originales de Izapa se hubieran distorsionado durante el llamado Período Clásico de la civilización maya. De hecho, las guerras y la creciente práctica de sacrificios humanos hacia el final del mismo (900 d. C.) es un indicativo de esta tendencia decadente.

Por este motivo, es extremadamente importante que se preserven los monumentos tallados de Izapa y se estudien en un contexto astronómico significativo, para que podamos descifrar el significado que los creadores del calendario quisieron dar a 2012… (Continúa en AÑO/CERO 264).

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario