Se encuentra usted aquí

Hallan un tesoro nazi en Argentina

Miércoles 21 de Junio, 2017
Una habitación secreta de un suburbio de Buenos Aires albergaba el mayor tesoro nazi en Argentina.

Tras una puerta secreta en la biblioteca de un comerciante de antigüedades de Béccar, un suburbio de Buenos Aires, la policía argentina encontró algo inesperado: la colección más grande de objetos de la Alemania nazi hallada hasta la fecha en Argentina. Entre las reliquias albergadas en esta habitación secreta se encontraba un busto de Adolf Hitler, una escultura de un águila imperial con una esvástica grabada, una lupa que pudo ser  utilizada por el propio führer y un macabro dispositivo médico empleado para medir tamaño de la cabeza y demostrar de este modo quién era de raza aria y quién no. Son algunos de los 75 objetos hallados por la policía cuando que estaba buscando piezas de contrabando de arte chino. Hay juguetes, una pistola, una escultura de un gato, binoculares, bandejas, cuchillos, vasijas, un reloj de arena y una trompeta, todos con la esvástica.

El Gobierno argentino sostiene que son originales y sospecha que pertenecieron a jerarcas del régimen alemán que huyeron a este austral país.

Dos grandes periodistas de investigación argentinos Juan Salinas y Carlos de Nápoli, documentaron en un libro titulado «Ultramar Sur» (Ed. Belacqua), la fuga en submarinos de más de 50 jerarcas nazis rumbo a América del Sur. Según los antecedentes recogidos por el periodista Osvaldo Muray, una flota de submarinos partió desde el puerto de Kristiansand, territorio noruego ocupado por los nazis, cuando las tropas rusas asediaban Berlín.

Yo mismo recabé en Puerto Montt el testimonio de lugareños que aseguraban dónde estaba varado alguno de estos submarinos Uboot, decían escuchar sonidos metálicos salir de las entrañas de la tierra, en grutas próximas a Bariloche, o denunciaban la presencia de connotados criminales de guerra nazis, como Martin Bormann y Hermann Schmidt, jefe de la inteligencia nazi en la Unión Soviética, en los alrededores de Puerto Aisén (puedes leerlo en Año/Cero nº311).

El hallazgo, pues, constituye una prueba fehaciente de la importante presencia de los nazis en Argentina durante el mandato del general Juan Domingo Perón. Los objetos estaban perfectamente expuestos con la idea de ser comercializados en el mercado negro. Los investigadores creen que estos objetos fueron llevados a Argentina por uno o varios altos mandos nazis al término de la II Guerra Mundial por lo que el coleccionista no ha sido detenido. De momento no se le puede acusar de ningún delito y según la policía no pertenece al circuito de simpatizantes del nazismo, aunque está bajo investigación de un juzgado federal.

Se especula con que alguno de estos objetos perteneciera a Josef Mengele, médico en el campo de concentración de Auschwitz, que se mudó a Paraguay en 1960 tras la captura por agentes del Mosad de otro jerarca nazi: Adolf Eichman. "El lugar donde se escondía él –aseguran fuentes policiales- está a menos de 15 cuadras de esta casa. No podemos aventurar nada, pero lo cierto es que entre las 75 piezas hay muchos elementos médicos, para medir los huesos, la dimensión del cráneo. Todo está muy bien conservado en estuches, con fundas, se ve enseguida que esto no son imitaciones", insiste.

 

 

Con todo, el mayor tesoro de la colección es una lupa que podría haber pertenecido al propio Hitler. Los investigadores han encontrado un negativo de una fotografía del Führer en la que aparece sosteniendo una lupa idéntica. "El juzgado nos ha pedido que no mostremos la foto, es nuestro mayor tesoro. Es un negativo de una foto en blanco y negro plastificado, y es la misma lupa. Está en una caja lustrada y cuidada que tiene como 50 años. Un historiador al que hemos recurrido nos dice que es original. Estamos en contacto con la embajada alemana, consultaremos a historiadores internacionales para confirmarlo. Estamos en una fase inicial, pero todo indica que son originales. Es un hallazgo muy importante",

Las piezas del tesoro nazi identificadas serán exhibidas en el museo del Holocausto de Buenos Aires, destinado a mantener viva la memoria de la Shoá (Holocausto en hebreo). El resto, las que en realidad estaba buscando la policía, serán devueltas a sus países de origen.

La presencia de los nazis en Argentina da lugar periódicamente a polémicas y misterios.

Texto: Josep Guijarro con información de El Pais y  Ministerio de Seguridad Argentino

 

Otros videos de:

Añadir nuevo comentario