Se encuentra usted aquí

La Warner deberá demostrar que los fantasmas existen para no pagar 900 millones de dólares

Lunes 24 de Abril, 2017
La productora cinematográfica Warner Bros deberá demostrar que los fantasmas y los fenómenos paranormales existen, si no quiere pagar la aterradora cifra de 900 millones de dólares.

El director malasio James Wan reinventó el cine de terror en 2013, con la película “Expediente Warren:The Conjuring”, basada en una historia real que figura en un libro de 1980 titulado The Demonologist y cuyo autor es Gerald Brittle. De acuerdo con la historia, los parapsicólogos Lorraine y Ed Warren investigaron los extraños sucesos ocurridos a principios de 1970 en la granja de la familia Perron en Harrisville, Rhode Island.

Al parecer, los Warren firmaron un acuerdo exclusivo con Brittle para que publicara sus historias pero la Warner también cerró su propio acuerdo con ellos que dieron lugar a la exitosa saga The Conjuring, The Conjuring 2 y Annabelle.

Ahora el abogado de Brittle, Patrick C. Henry II, asegura que la Warner ha violado su acuerdo con los investigadores paranormales  pues, cuando Lorraine Warren concedió a los acusados el derecho a utilizar sus archivos para basar en ellos sus películas, ya tenía otro acuerdo exclusivo anteriormente concedido con Brittle para utilizar los mismos casos. La productora estadounidense ha contestado que habida cuenta de que las películas están basadas en hechos reales el uso del material está justificado.

El abogado  no ha dado por buena esta explicación y ha aducido que si las películas se basan en “hechos reales”, entonces la Warner deberá demostrar que los fantasmas existen.

Según lo escrito por el abogado de Brittle, “Es muy difícil creer que un gran conglomerado como Warner Bros, con su ejército de abogados especializados en la propiedad de derechos intelectuales, no hubiesen encontrado el libro The Demonologist”, explicó Patrick C. Henry II.

El abogado dice que la “única conclusión lógica” es que el estudio sabía sobre el acuerdo entre los Warren y Brittle, pero asumieron que no ocurriría nada. De este modo el escritor a demandado a la productora por 900 millones de dólares, un poco más que los 886 millones que recaudó la película en la taquilla mundial.

Pero hay más, según recoge el portal Buscando la verdad,  Henry explica que todo fue una sarta de mentiras (claro que Brittle no lo descubrió hasta después de la salida al mercado de su libro). De acuerdo el abogado, este es un engaño perpetuado durante años por los Warren ya que no hay hechos históricos que demuestren los acontecimientos ocurridos en la granja de la familia Perron, ni una bruja colgada de un árbol, ni la posesión, ni el culto satánico o el sacrificio de niños.

Hasta una de las “víctimas” de la vida real retratada en la película The Conjuring ha salido en defensa de Lorraine Warren. Andrea Perron fue uno de los cinco hijos que vivían con su familia en la casa supuestamente embrujada entre 1971 y 1980. Andrea escribió un mensaje en su perfil de Facebook sobre el caso, diciendo que no le gustaba lo que proyectaba la demanda.

“El Sr. Brittle no posee ningún derecho respecto a la familia Perron”, escribió Andrea. “Es cierto que todavía no he leído The Demonologist, pero me han dicho que los elementos de nuestro caso se incluyen en el libro. Ahora, 37 años después, está demandando a Warner Bros por 900 millones de pavos. Ok … wow. No conozco los detalles de este caso, salvo lo que ha informado la prensa. Por lo que he leído, parece que el Sr. Brittle ha hecho comentarios despectivos sobre la señora Warren, algo muy desafortunado. No importa cuál sea la infracción, yo sería incapaz de decir nada en contra de ella y considero que sus palabras son inhumanas. Creo que este escritor fantasma se está agarrando a un clavo ardiendo. Tal vez esto es algún tipo de plan de retiro equivocado. De cualquier manera, Warner le aplastará en la corte si es que alguna vez llega tan lejos.”

Otros videos de:

Añadir nuevo comentario