Se encuentra usted aquí

Prevenir el suicidio tratando las pesadillas

Jueves 27 de Octubre, 2016
Los terrores nocturnos aumentan el riesgo de comportamientos suicidas, con independencia de otros factores de riesgo.

Las investigaciones de Michael Nadorff, psicólogo de la Universidad Estatal de Mississippi, demuestran que las pesadillas están asociadas con un mayor riesgo de suicidio.

En términos científicos el riesgo de suicidio se mide por tres elementos: pensamientos de suicidio, las conductas suicidas y la probabilidad con la que una persona cree que va a fallecer como resultado de un suicidio.

Sólo en los Estados Unidos se contabilizaron en 2015 más de 40.000 suicidios, una tasa que ha aumentado más de un 20% en la última década. Y por cada suicidio se producen alrededor de 25 intentos.  

En los últimos cinco años, Nadorff y su equipo han evaluado el riesgo de suicidio sobre 583 estudiantes universitarios y observaron que síntomas como la ansiedad, la depresión y las pesadillas estaban relacionados con el riesgo a suicidarse. Cuanto más severos son los síntomas, mayor es el riesgo de suicidio.

Sin embargo, al mirar más de cerca el efecto de las pesadillas encontraron que el tener malos sueños es un mejor indicador del riesgo de suicidio que cualquiera de los otros factores.

El especialista ha declarado a Scientific American que “lo que me sorprendió en aquel momento no era solo que las pesadillas estuviesen asociadas con el suicidio, sino que la relación continuaba incluso después de que controlamos por la depresión, la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático”.

Otros investigadores han encontrado resultados similares en otros países. En una serie de encuestas de salud de la población adulta de Finlandia que se lleva a cabo cada lustro entre 1972 y 2012, con un total de 76.071 encuestados resultó que los investigadores encontraron que tener pesadillas frecuentes duplicaba el riesgo de muerte por suicidio, de acuerdo a la información obtenida por el registro nacional de fallecimientos en Finlandia.

Si las investigaciones de Nadorff están en lo cierto, tratar las pesadillas podría ser un enfoque innovador para prevenir los suicidios entre los individuos con ese tipo de tendencias.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario